10 «Hábitos» al volante que nos costarán dinero

publicado en: Noticias | 0

multas

La Ley es la Ley y, aunque muchas veces no estemos demasiado de acuerdo en lo que establece por parecernos exagerado, no nos queda más remedio que acatarla. A diario, cometemos muchas infracciones al volante casi sin darnos cuenta porque pensamos que no estamos infringiendo la Ley, pero que de ser denunciadas, conllevarían una sanción económica más o menos importante.

Toma nota y ante todo, presta mucha atención al volante.

 

1- Comer o beber mientras conducimos

Comer un sándwich o beber un refresco al volante son acciones que muchos conductores realizan con cierta asiduidad. Pues bien, todas ellas se agrupan dentro las infracciones que incumplen el artículo 11, apartado 2 de la Ley de Seguridad Vial de «mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía». Según la normativa, comer o beber dentro de un vehículo son distracciones que se castigan con multa leve de hasta 100 euros sin retirada de puntos. Las distracciones más caras tienen que ver con la tecnología, utilizar cascos auriculares o hablar por el móvil sin emplear un sistema de manos libres hace que la multa ascienda hasta los 200€ y la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

2- Circular con la matrícula sucia o ilegible

Si eres de los que, por descuido o a sabiendas, llevas la matrícula sucia o desgastada impidiendo su lectura o identificación, pobre de tí si te «pilla» la Guardia Civil ya que tienes grandes posibilidades de ser multado con una sanción de 200 euros.

3- Tirar un cigarrillo por la ventanilla

Aunque cada vez resulta menos habitual, todavía hay conductores que deciden tirar el resto del cigarrillo por la ventanilla del coche. Pues bien, «arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios, accidentes de circulación u obstaculizar la libre circulación» está prohibido por Ley. Y la multa que te impondrán son 4 puntos y te sancionarán con 200 euros.

4- Dar ráfagas al vehículo de delante

Lo que menos se tiene que tener cuando se coge un coche es prisa, y torturar a los vehículos que circulan delante nuestro con las luces para indicarles que se aparten de nuestro camino, no solo está prohibido, sino que es sancionado con un mínimo de 80€. El Reglamento de Circulación prohíbe «el empleo alternativo, en forma de destellos de la luz de largo alcance o de carretera y de la luz de corto alcance o de cruce, con finalidades distintas a las previstas «.

5- No conectar las luces cuando se debe

No muchos conductores saben que si circulan por un carril reversible, o por uno en sentido contrario al habitual como en las operaciones de salida o retorno, o en zonas de obras, deben llevar conectadas las luces de cruce. Y los conductores de los carriles contiguos también deben hacerlo. Como máximo se debe circular a 80 km/h y a un mínimo de 60. La multa por no hacerlo son 200 euros para todos.

6- Saltarse el semáforo en ámbar

Son muchos los que consideran el semáforo en ámbar como una excusa para acelerar Todo el mundo alguna vez nos hemos saltado el semáforo cuando aún estaba en ámbar, sobretodo si tenemos prisa o llegamos tarde a algún sitio. Hacerlo nos puede salir tan caro como rebasarlo en fase roja, 200 euros, ahora bien, a diferencia de ésta acción, no conllevará la pérdida de puntos.

7- No llevar el permiso de conducir

Si un agente nos solicita el permiso de conducir y no lo llevamos encima, aunque lo tenemos en regla, nos imponen una multa de 10 euros. Aunque normalmente nuca llegan a tramitarla, es conveniente saber que a la hora de coger un volante es obligartorio llear encima toda la documentación necesaria.

8- Olvidar renovar el permiso de circulación

A diferencia de la sanción impuesta a los que tienen el permiso de conducir en regla pero no llevan en ese momento, la prevista para los que circulan con uno caducado supone 200 euros. «Olvidarse» de renovar el permiso puede salir demasiado caro.

9- Tocar el claxon sin motivo

El empleo de señales acústicas sin motivo, como por ejemplo hacer sonar el claxon, o hacer señales visuales del tipo del que utilizan los vehículos prioritarios, es calificado por el Reglamento de Circulación como sanción leve. Como tal, está multado con 80 euros de sanción.

10- No llevar triángulos o chalecos reflectantes

El equipamiento que debemos llevar en el vehículo incluye triángulos, chaleco y rueda de repuesto, kit antipinchazos o sistema alternativo que garantice seguir circulando. Si ante una emergencia no utilizamos el chaleco o los triángulos, podemos ser sancionados con un multa de 200 euros.